Al leer el título de este artículo es probable que hayas pensado lo aburrido que es hacer este paso cuando llegas a casa. Tener que desmaquillarte después de un día lleno de trabajo no es una tarea divertida, pero como sabrás es súper importante para mantener diariamente un rostro sano y radiante. 

Puede que se te olvide quitarte el maquillaje o pensar que por un día  que te duermas con él no pasa nada, pero aunque no lo creas si cometes diariamente estos errores, mayor daño le estás causando a tu piel con el paso del tiempo. Para evitar estos fallos y poder conseguir un rostro totalmente revitalizado solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

Comienza por las zonas más sensibles

Los ojos son la zona más sencilla del rostro y por ello necesitan un cuidado más delicado a la hora de retirar el maquillaje. Coge un trozo de algodón orgánico y agrega una pequeña cantidad de aceite de coco sobre él, después aplícalo suavemente por la zona de tus ojos y cejas con un movimiento lento (también puedes dejar presionado por unos segundos el disco de algodón con el producto para retirarlo más fácil sin ocasionar daños). La idea en este paso es que el aceite que utilices se haga derretir el maquillaje sin maltratar la zona. Te sugerimos empezar por el delineador, luego por la sombra y para finalizar por la zona de las pestañas, limpiándolas con suavidad de adentro hacia afuera.

Olvídate de las toallitas desmaquillantes

Las toallitas desmaquillantes han estado de moda durante muchos años, sin embargo debes saber que este tipo de producto no es ideal para la rutina diaria, ya que reseca mucho el cutis y no retira del todo el maquillaje. Utilizar el método de doble limpieza es perfecto para lograr tener el rostro 100% limpio antes de acostarte a dormir. Para el primer paso te recomendamos agregar en tu rostro y cuello aceite de almendras dulces. Así como con los ojos, ya que es importante aplicar un primer producto aceitoso que te ayude a remover la capa más superficial de maquillaje. Después aplica una cantidad moderada de este aceite y retira el resto con algodón orgánico o una toalla.

Limpia todo el rostro y cuello

Arganour – Jabones artesanales y naturales

Puede que al llegar a este paso ya creas que tu piel está completamente limpia y lista para descansar, pero no es así. El maquillaje suele absorberse por los poros de la piel y puede que queden pequeños residuos de suciedad en tu rostro. Es momento de removerlos completamente con un buen jabón natural y orgánico.  Para descubrir el mejor para ti te recomendamos conocer los beneficios de cuidar tu piel con jabones artesanales y orgánicos.

Hidrata tu piel para que descanse

Arganour – Crema de noche

Ahora que por fin tienes tu piel completamente limpia llegó el momento de darle ese extra de hidratación y tratamiento para que pueda descansar y recuperarse durante toda la noche. En este paso es súper importante que conozcas tu tipo de piel y aquello que necesitas saber para descubrir los mejores productos. Un aceite que trate tus problemas, un sérum según tu tipo de piel y una buena crema hidratante de noche son el match perfecto para recuperarla durante la noche. 

Dormir maquillada es uno de los peores errores que puedes cometer, además de obstruir los poros y causar espinillas evitas que tu piel descanse y absorva los nutrientes e hidratación que necesita para regenerarse. Esos 10 minutos diarios para este paso, por más tediosos que sean, son necesarios y fundamentales para lograr un rostro brillante y sano todos los días. Te recomendamos llenar tu rutina  desmaquillante con los productos Arganour, opciones naturales y orgánicas que no han sido testeadas en animales y que además cuentan con certificaciones por organismos como ECOCERT y CAAE.